TRANSPORTE DE ARMAS


Las normas de seguridad de Aerolíneas Lasa prohíbe el transporte de cualquiera de estos elementos en la cabina, por lo que serán almacenadas en la bodega del avión como equipaje registrado.
Todas las armas deberán estar descargadas, desmontadas y embaladas de acuerdo a los principios estipulados por la compañía en el contrato de transporte.
Las municiones y cartuchos deberán estar en su embalaje original o bien en una caja, separados en celdillas.
Bajo ningún punto de vista podrán transportarse armas de guerra o municiones con cabeza explosiva o incendiaria.
Si existiera en el vuelo algún pasajero miembro de algún Organismo de Seguridad, o sea custodio o guardaespaldas, que deba viajar con su correspondiente arma de portación (revólver o pistola), deberá utilizar las bolsas porta armas o bien despacharla como carga en la bodega del avión. Estos pasajeros tendrán que acreditar su identidad como tales y presentar su arma ante la Autoridad de Control de Seguridad del Aeropuerto. Esta arma será descargada en un sector aislado y se embalará en la Bolsa Porta Armas junto con las municiones y/o cargador. La Bolsa Porta Armas se sellará con un precinto de seguridad y será colocada en el marbete. Al llegar al lugar de destino correspondiente, el pasajero podrá solicitar su arma presentando el talón que se le ha brindado, ante el personal de tráfico.
Hay que tener en cuenta que para transportar armas se debe poseer la documentación necesaria y cumplir determinados requisitos. Aquellos pasajeros que deseen ingresar al país con un arma deben tener la mayoría de edad y además poseer la autorización de tenencia del arma correspondiente provista por su país de origen. En éste debe constar el tipo de arma, marca, modelo, calibre, número de serie y las municiones.
Los pasajeros que, por el contrario, deseen salir del país transportando un arma deberán ser mayores de edad y presentar los documentos validados por el A.N.M.A.C. (Agencia Nacional de Materiales Controlados), que acrediten debidamente que en efecto es el propietario y usuario legítimo del arma en cuestión.